Skip to main content
Public Health

Visión general

La vacunación es la principal herramienta para la prevención primaria de enfermedades y una de las medidas de salud pública disponibles más rentables. La inmunización por vacunación es la mejor defensa que tenemos contra enfermedades infecciosas graves, y a veces mortales, que pueden prevenirse. Gracias a la vacunación a gran escala, la viruela ha sido erradicada, Europa está libre de poliomielitis y prácticamente se han eliminado otras muchas enfermedades.

Estrategia de la UE para las vacunas contra la COVID-19

El 17 de junio de 2020, la Comisión Europea presentó una estrategia de la UE para las vacunas contra la COVID-19, con el fin de acelerar el desarrollo, la fabricación y la distribución de vacunas contra la COVID-19. Las vacunas seguras y eficaces contra el SARS-CoV-2, el virus causante de la COVID-19, son nuestra mejor apuesta para poner fin gradualmente a la pandemia.

El 15 de octubre de 2020, la Comisión publicó una Comunicación sobre la preparación para las estrategias de vacunación y el despliegue de las vacunas contra la COVID-19, en la que se presentaban los elementos clave que los Estados miembros deberían tener en cuenta en sus planes nacionales de vacunación contra la COVID-19, en particular la definición de los grupos prioritarios para la vacunación.

Retos actuales

Hoy día, más de 100 millones de niños se vacunan anualmente contra enfermedades como la difteria, el tétanos, la tos ferina, la tuberculosis, la poliomielitis, el sarampión y la hepatitis B. La Organización Mundial de la Salud (OMS) calcula que la vacunación previene 2-3 millones de muertes al año en todo el mundo y reduce los costes del tratamiento de enfermedades específicas, incluidos los tratamientos antimicrobianos (prescritos para las infecciones víricas).

A pesar de su brillante historial, varios países de la UE y su vecindad se enfrentan actualmente a brotes de enfermedades prevenibles mediante vacunación sin precedentes, debido a unas tasas de cobertura de vacunación insuficientes. La pérdida de confianza de los ciudadanos, las diferencias geográficas en cuanto a accesibilidad y el aumento de la desinformación y la información errónea sobre vacunación son preocupantes y suponen un importante reto para los expertos en salud pública. Entre los objetivos compartidos por la Comisión Europea y los Estados miembros de la UE, se encuentra garantizar el acceso equitativo a las vacunas para todos los ciudadanos de la UE, luchar contra la desinformación y la información errónea y aumentar la confianza en las vacunas.

En la Unión Europea existen normas muy estrictas para la autorización de toda vacuna que se comercialice. La Agencia Europea de Medicamentos (EMA) lleva a cabo la evaluación y supervisión de las vacunas, una vez que han sido diseñadas. Solo después de someterlas a pruebas muy exhaustivas, la Comisión Europea puede expedir una autorización de comercialización. Una vez en el mercado, la EMA sigue evaluando la seguridad de las vacunas y lleva a cabo un seguimiento posterior a la autorización. Todas estas medidas buscan garantizar la máxima seguridad, teniendo en cuenta que la principal preocupación es la salud y el bienestar de la población.

Las vacunas contienen antígenos que ofrecen inmunidad frente a patógenos específicos, como el virus de la gripe. No obstante, para que las vacunas sean eficaces, también es necesario incluir otras sustancias, tales como estabilizantes, adyuvantes y conservantes.

Los estabilizantes son necesarios para mantener la eficacia de las vacunas durante su almacenamiento. Por su parte, los adyuvantes son compuestos añadidos a las vacunas para mejorar la respuesta inmunitaria. Al estimular la producción de anticuerpos contra el virus o las bacterias, los adyuvantes hacen que las vacunas sean más eficientes y duraderas. Los conservantes son un tercer tipo de compuesto esencial para evitar el crecimiento de bacterias u hongos peligrosos, lo cual es vital para garantizar la seguridad de las vacunas. Todos los componentes de las vacunas comercializadas en la Unión Europea se someten a un control riguroso y, por medio de diversos estudios, se han considerado seguros en el caso de dichas vacunas. Para obtener información, la OMS ofrece un breve curso en línea sobre los conceptos básicos de la seguridad de las vacunas.

Actuación a nivel de la UE

Si bien la política de vacunación es competencia de las autoridades nacionales, la Comisión Europea ayuda a los países de la UE a coordinar sus políticas y programas.

En diciembre de 2018, los ministros de Sanidad de la UE adoptaron una Recomendación del Consejo sobre la intensificación de la cooperación contra las enfermedades evitables por vacunación. Las acciones que se solicitan en esta iniciativa política tienen por objeto, por ejemplo, coordinar la adquisición de vacunas, apoyar la investigación y la innovación, y hacer frente a la reticencia a la vacunación, con el objetivo general de aumentar la tasa de vacunación en la UE a largo plazo.

Por otra parte, la Comisión ayuda a los países de la UE a mantener o aumentar los índices de vacunación y para ello:

Acción conjunta sobre vacunación

La Comisión Europea está intensificando su apoyo a las iniciativas nacionales destinadas a aumentar la cobertura de la vacunación, por ejemplo, mediante la preparación de una acción conjunta sobre vacunación cofinanciada por el Programa de Salud de la UE y dotada con 3,55 millones de euros.

Puesta en marcha en 2018, la acción conjunta sobre vacunación abordará la reticencia a la vacunación y tratará de aumentar la cobertura de la vacunación en la UE. Está coordinada por el INSERM (Francia) y cuenta con la participación de 20 países (17 de ellos de la UE y 3 no pertenecientes a la Unión).

La acción conjunta tratará de reforzar la cooperación de los grupos consultivos nacionales de inmunización con vistas a aumentar la transparencia y la confianza en el proceso de toma de decisiones relativas a la introducción de nuevas vacunas.

Coalición para la vacunación

En la primavera de 2019 se creó una coalición para la vacunación que reúne a asociaciones europeas de profesionales de la salud y estudiantes para abogar por la vacunación en su trabajo con los ciudadanos y sus homólogos. Miembros de la coalición para la vacunación se comprometen a difundir información precisa al público, a luchar contra los mitos en torno a las vacunas y la vacunación, y al intercambio de buenas prácticas. Actualmente está copresidida por tres grandes asociaciones europeas de profesionales de la salud:

El 9 de febrero de 2021, la Coalición publicó un manifiesto con tres razones fundamentales por las que todos los profesionales de la salud deberían vacunarse contra la COVID-19 cuando tengan la oportunidad:

  1. para protegerse contra la enfermedad y contra posibles complicaciones graves o potencialmente mortales;
  2. porque las vacunas contra la COVID-19 son seguras y eficaces;
  3. para contribuir a salvaguardar la capacidad del sector sanitario.

También emitieron una declaración en 2021 a favor de la campaña anual de sensibilización sobre la gripe, en la que recomendaban que los profesionales sanitarios se vacunaran contra ella.

La Coalición para la vacunación se reúne anualmente para debatir sus actividades encaminadas a promover la vacunación.

Información de interés